DESTACAMOS

Anna Pavlova

Anna Pavlova (1881 – 1831) es considerada una de las más grandes bailarinas de la historia, reconocida internacionalmente, y que Chile tuvo la oportunidad de conocer en dos ocasiones, en 1917 y 1918, cuando viajó con su conjunto por la costa del Pacífico. En 1914 se encontraba actuando en Londres con gran éxito cuando la guerra destruyó toda la tranquilidad de Europa y debiendo elegir, partió hacía Estados Unidos. Allí cruzó el país demostrando el valor del ballet y las danzas clásicas y en 1917 tomó la decisión de hacer una primera gira hacia el sur del Continente, pasando primero por Lima y luego por Chile, donde actuó con gran expectativa de público en nuestro Teatro Muncipal de Santiago.

En Chile fue recibida por los periódicos sin cabal conocimiento de lo que se vería, y las ilustraciones del día mismo de su primera presentación recuerdan más bien las bailarinas de couplé de la época que el arte de la Pavlova. Esa noche deslumbró con “La muerte del Cisne”, su coreografía más famosa, y cambió para siempre la historia de la danza en el país, que quedó ávido de nuevos espectáculos similares. Un año después volvería a actuar en Santiago y al poco tiempo Jan Kawesky instalaría la primera academia de danza clásica en Chile, iniciando así los estudios de ballet en el país. El Centro DAE conserva fotografías, programas y recortes de prensa de aquellas jornadas históricas, incluyendo este retrato autografiado que era el favorito de la famosa bailarina.